Rokovoko. Una isla muy lejana hacia el oeste y el sur. No está marcada en ningún mapa: los sitios de verdad no lo están nunca. Hernan Melville. Pintura Eric Zener.

domingo, 18 de septiembre de 2016

Inocencia y poderosos compañeros


Peterson coloca a las manadas dentro de estas ciudades, donde los niños en las pinturas, a pesar de las desgarradoras periferias, mantienen un sentido de inocencia mientras que con valentía exploran las calles acompañadas con sus poderosos compañeros.

Os recomiendo todo el blog https://luzpolardelartico.blogspot.com.es

jueves, 8 de septiembre de 2016

La otra vida de Marta



Hoy se cumple un año. El hombre del que fue pareja sólo unos meses y al que había decidido dejar esperó a que llegara a casa, la estranguló con el cable del cargador del móvil y golpeó con brutalidad su cabeza hasta romperla. Y se fue, como si nada. La dejó agonizar sobre un enorme charco de sangre, dándola por muerta. Unos vecinos llamaron a la policía preocupados por los ruidos. Ella no respondía al teléfono (él se lo llevó, también el ordenador), hubo que localizar a su padre para entrar en el piso. Pasaron tres largas horas desde que el animal concluyó su paliza.
Pero Marta no murió. Estuvo dos meses en coma y sigue en el hospital. Sus brazos quedaron agarrotados, un ojo abierto de modo permanente. Y no recuerda nada. Daños irreversibles dicen los médicos. No sabe qué cara tiene aquel hombre, aquel nadie que ahora está a la espera de juicio cuyo resultado siempre será injusto. Marta ya no sabe de su trabajo de enfermera, que también era su pasión, ni de sus amigos ni de su querida perra Noa…
A veces su mirada se pierde en una nebulosa. Apunta lo que hace en un cuaderno. Poco a poco. Dice su padre que cuando despertó del coma era como un bebé recién nacido. Su voz brota tímida de la garganta dañada mientras repasa las fotografías pegadas en la puerta, las imágenes con las que lentamente reconstruye sus recuerdos. Marta sonriente, una joven hermosa y feliz. Marta con su bata de enfermera. Marta de niña. Marta en una fiesta. Marta abrazando a su perra. En otra vida.
Me sonríe mientras hablamos. Y quiero decirle que la empatía no basta, que la vida la quiere viva para algo. Ojalá me entienda un día. Que pudo más que aquel animal con complejo de inferioridad. Y que más allá, en su interior, está Marta la guerrera. Y quiero decirle que es poderosa, feroz e inmortal.

Marta Montero, víctima de violencia de género

Txema Rodríguez
de txemarodriguez.es

en el ventano,es

jueves, 14 de julio de 2016

Seguimos necesitando a Greenpeace







En un mundo azotado por una crisis ecológica que puede poner en riesgo incluso la supervivencia de la especie humana, y en el que la conciencia ciudadana sobre la gravedad de la misma, avanza a un ritmo menor del necesario para frenarla, me preocupa mucho que 109 premios Nobel dirijan su atención a condenar sin paliativos a Greenpeace, la mayor organización ecologista del mundo. Fui director de Greenpeace en España entre el año 2001 y 2010. En la actualidad no me une ninguna vinculación orgánica, aunque sigo siendo socio de base.

Espero que mi opinión personal valga como el testimonio de un ciudadano que conoce bien Greenpeace, y que no puede sino defender su trayectoria, su forma de actuación y sus innumerables logros de los que nos beneficiamos todos. Greenpeace es contraria, en base al principio de precaución, a la liberación de organismos modificados genéticamente (OMG) en el medio ambiente, no la investigación, ni al uso de OMG en ambientes confinados, o a sus usos médicos.

El hambre en el mundo es un problema real. Todas las organizaciones involucradas en la solución de esta lacra coinciden en que el problema no está tanto en la producción de alimentos, como en la injusta distribución de los mismos y de la riqueza. Se producen alimentos suficientes para alimentar a la humanidad, pero el hambre sigue siendo una realidad palpable. Muchas ONG que luchan contra la pobreza también rechazan los transgénicos como alternativa.

Coincidía la publicación de la mencionada carta, con otra noticia: la recuperación de la capa de ozono. Recuerdo muy bien cómo en los años noventa trabajamos intensamente desde Greenpeace para conseguir la prohibición de las sustancias que la destruyen. Aquella campaña culminó con éxito finalmente con la firma en el marco de Naciones Unidas del Protocolo de Montreal.

No hubiera sido posible sin la acción global y coordinada de Greenpeace. Solo por aquella campaña, y por sus efectos positivos para el planeta que empiezan a ser visibles, ya es mucho lo que le debemos. Pero hay muchos más logros, desde la protección de las ballenas a la eliminación de las pruebas con bombas atómicas, la lista es interminable. Aún así sigue quedando mucho por hacer. Y seguimos necesitando a Greenpeace.

Greenpeace es una organización económicamente independiente. Sus posiciones sobre las cuestiones en las que trabaja se toman tras una intensa labor de análisis y discusión en la que la ciencia juega un papel clave. No está influida por ningún lobby en concreto. Por más que se la ha investigado por activa y por pasiva, su financiación está fuera de toda duda: son sus millones de socios en todo el mundo los que sostienen a esta organización ecologista. No se puede decir lo mismo de la industria agroalimentaria, bien conocida por financiar con recursos los lobbies protransgénicos en todo el mundo.

Se puede coincidir o no con la posición de Greenpeace sobre transgénicos o sobre la energía nuclear; pero, por más que hay quien se empeñe, en ninguno de los casos puede calificarse como de anticientíficas estas posiciones, ya que siempre están basadas en la postura de científicos que, curiosamente en muchos casos, proceden del propio sector afectado y conocen bien sus debilidades.

Greenpeace ha tenido que luchar, muchas veces en solitario y otras acompañado de otros actores sociales, científicos y políticos, en contra de agresiones brutales a nuestro planeta. Y en ocasiones ha pagado un alto coste por ello. Sus activistas se juegan la vida a menudo de forma generosa. Su barco insignia, el Rainbow Warrior, fue destruido en un atentado terrorista organizado por los servicios secretos franceses por oponerse a los ensayos nucleares. En ese atentado asesinaron (si, esa es la palabra correcta) el fotógrafo portugués Fernando Pereira.

El activismo ecologista es difícil pues suele enfrentarse a grandes intereses económicos. Los datos muestran cómo año tras año decenas de activistas por el medio ambiente son asesinados impunemente en medio de un silencio generalizado. En este contexto apuntar contra Greenpeace con acusaciones tan gruesas es, desde mi punto de vista, profundamente injusto. Basta ya de pretender matar al mensajero: si queremos debatir sobre transgénicos que se expongan argumentos sin demagogia y con total transparencia, de la misma forma que, por cierto, hace Greenpeace. Hacerlo de otra forma, no solo es falaz, sino que acusa de manera retorcida a quien más se preocupa del planeta y los que vivimos en él. Y seguimos necesitando a Greenpeace.

Juan López de Uralde, portavoz de EQUO y diputado por Unidos Podemos
de elventano.es

jueves, 7 de julio de 2016

Seremos capaces de cambiar prioridades?



Mi destino ya no es un lugar, sino una nueva forma de ver.
Marcel Proust 

de luzpolardelartico.blogspot.com.es

Imágen Carlos González López
en fotonatura.org

jueves, 9 de junio de 2016

Delta de l`Ebre


















Las PAHs Catalanas vuelven a la calle contra Blackstone exigiendo soluciones reales para cientos de familias

by luchomasan
Siguen las movilizaciones de denuncia para terminar con la política de extorsión y chantaje en  manos del fondo buitre americano, que continúa negando soluciones a cientos de familias afectadas.
Este miércoles 8 de junio, en la calle Mare de Deu del Port, 385 del Barcelona, las PAHs Catalanas hemos preparado una acción innovadora para seguir con nuestra campaña de señalización y denuncia al fondo buitre Blackstone, y su filial española Anticipa, que empezó hace algunos meses con gran repercusión internacional. Hoy hemos ocupado uno de los pisos que Anticipa tiene a la venta, con esta acción también queremos informar a toda la ciudadanía que todos los pisos que gestiona Anticipa vienen de procesos de ejecución hipotecaria: en todos esos pisos vivían familias que han sido desahuciadas de forma silenciosa. 
La ocupación viene precedida de dos semanas de  bloqueo telefónico durante las cuales todas las PAHs hemos estado llamando a sus teléfonos de venta y alquiler de pisos, solicitando citas y no presentándonos a las mismas. Pero hoy, sí que acudimos a una cita concertada con un comercial, para ocupar uno de sus pisos, y no nos iremos hasta lograr un firme compromiso por escrito que dé respuesta a nuestras demandas:
  • Dación a cero y alquileres sociales sin chantajes para las familias.
  • Aplicación de la ley 24/2015. No permitiremos que se aprovechen de su suspensión temporal para desahuciar a las familias.
  • Mejoras en la atención telefónica de Anticipa.
  • Contratos de arrendamiento que eliminen el cobro de costes adicionales a la cuota de alquiler y  el tutelaje al que quieren someter a las familias.
  • Oficinas físicas en cada capital de provinciapara que las familias afectadas puedan ir a exponer sus casos.
Con el cumplimiento de nuestras demandas, se desbloquearan los casos de más de 100 familias afectadas, que siguen sin solución desde que Blackstone adquirió 90.000 activos  hipotecarios de CatalunyaCaixa entre los que se encontraban sus hipotecas. Hablamos de una entidad que había sido rescatada con 12.000 millones de euros de dinero público, de nuestros impuestos, y de los que ahora vemos que se beneficia Blackstone, el mayor fondo buitre inmobiliario del mundo con sede en Nueva York. Fondo que compro la cartera hipotecaria de CX por tan sólo 4.000 millones.
La política del fondo buitre está clara y es unidireccional: pretenden lograr beneficios multimillonarios con la venta y alquiler de las viviendas de familias en exclusión resindencial.  Blackstone ha llegado a aprovecharse de la angustia y la desesperación de las familias, recurriendo impunemente a la extorsión, contratando empresas externas para que se presentaran en el domicilio de las familias y amenazándolas con el desahucio si  no abandonaban voluntariamente la vivienda. El chantaje, además, obligaba a renunciar al alquiler social si la familia solicitaba la dación en pago.  En estas situaciones de violento acoso, se ha llegado incluso a ofrecer cantidades irrisorias de dinero para que las familias abandonaran sus hogares. Esto son prácticas intimidatorias y mafiosas que no vamos a permitir ni un segundo más.
Esta acción  se enmarca en una campaña de movilización internacional que iniciamos en Febrero del 2015. Desde entonces hemos conseguido que cientos de familias no cedan al chantaje y extorsión de Blackstone, y que continúen luchando por soluciones reales y dignas ¡Gracias a la PAH David está ganando a Goliat! Y estamos seguras que acción tras acción, llegará el momento donde la mafia financiera de Blackstone será derrumbada por el Derecho a la Vivienda. La PAH ya ha conseguido hacer claudicar a docenas de bancos. Blackstone no va a ser diferente; sólo otra futura victoria de la ciudadanía.
¡Sí Se Puede!
#OcupaBlackstone