Rokovoko. Una isla muy lejana hacia el oeste y el sur. No está marcada en ningún mapa: los sitios de verdad no lo están nunca. Hernan Melville. Pintura Eric Zener.

sábado, 28 de mayo de 2016

Carta abierta de la mujer de Jorge Luis, uno de los ‘8 de Yesa’, a los medios de comunicación


Soy la mujer de Jorge Luis Bail, el exdiputado de Podemos por la provincia de Huesca juzgado ayer junto con el resto de los 8 de Yesa. Quiero expresar con estas palabras mi más profunda repulsa por el tratamiento que algunos medios de comunicación están dando de un hecho que para nosotros y para nuestras familias es un durísimo trance. Tengo que reconocer que hasta que mi marido fue imputado y hasta que no ha sido (está siendo) juzgado, yo era de las personas que, como muchas, prefería no pensar en que pudiera haber situaciones tan injustas, y que “si alguien está imputado, algo habrá hecho”, o “ si el río suena agua lleva”, o “si un fiscal o un guardia civil lo dice, por algo será” o “ si no qué hacía metido en aquel lío”, etc.

Pero resulta que las cosas no son tan sencillas. Resulta que una persona moralmente intachable, incapaz no sólo de agredir a nadie sino de soportar cualquier acto de violencia, una persona con la que me casé justamente por su integridad, su talante amable, su absoluto civismo, sentido de la Justicia y otras cualidades que no abundan desgraciadamente en nuestro entorno, puede acudir a una concentración pacífica para defender algo en lo que cree y verse envuelto en un tumulto sin comerlo ni beberlo. Resulta que después, por decisión de alguien, puede verse imputado por algo que se avergonzaría de haber cometido y que jamás cometería.

Y no sólo tiene que pasar por eso, no sólo tenemos que pasar por eso, sino que además tenemos que soportar que algunos medios de comunicación se abalancen sobre esta desgraciada situación personal para machacar aún más a quienes la estamos sufriendo dando una visión completamente parcial de lo sucedido, afirmando falsamente, por ejemplo, que Jorge “agredió a un guardia civil”, cosa que es absolutamente falsa y espero que pronto pueda demostrarse. No imaginan estos “periodistas” el dolor que causan. No sé si si lo imaginaran cambiarían sus portadas. Supongo que no.

Pero para cuando todo esto pase (los dos confiamos en la Justicia y esperamos impacientes la sentencia) el daño ya estará hecho. Jorge es una persona fuerte y serena, todos los que lo conocemos lo sabemos. Pero le han herido, y esta carta es fruto de verle así. Es demasiado para cualquiera verse vilipendiado por algo que no ha cometido, algo que le está pasando por encima como un huracán azuzado por medios de comunicación a los que sólo importan las portadas, el morbo y la demonización de ciertos partidos y ciertas ideas. Todos los diputados del Grupo Parlamentario de Podemos son demonios que hay que destruir, no son personas con sentimientos, se puede jugar con ellos y convertirlos en monigotes para soltar cuatro simplezas en un bar. No son individuos; son podemitas.

Desde aquí mi apoyo a todos los que alguna vez hayan pasado por algo parecido. Es un sentimiento de impotencia y dolor difícil de olvidar. Desde luego yo no creo que pueda hacerlo.

Marta Pastor

de elventano.es
de equohuesca.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario