Rokovoko. Una isla muy lejana hacia el oeste y el sur. No está marcada en ningún mapa: los sitios de verdad no lo están nunca. Hernan Melville. Pintura Eric Zener.

domingo, 18 de septiembre de 2016

Inocencia y poderosos compañeros


Peterson coloca a las manadas dentro de estas ciudades, donde los niños en las pinturas, a pesar de las desgarradoras periferias, mantienen un sentido de inocencia mientras que con valentía exploran las calles acompañadas con sus poderosos compañeros.

Os recomiendo todo el blog https://luzpolardelartico.blogspot.com.es

jueves, 8 de septiembre de 2016

La otra vida de Marta



Hoy se cumple un año. El hombre del que fue pareja sólo unos meses y al que había decidido dejar esperó a que llegara a casa, la estranguló con el cable del cargador del móvil y golpeó con brutalidad su cabeza hasta romperla. Y se fue, como si nada. La dejó agonizar sobre un enorme charco de sangre, dándola por muerta. Unos vecinos llamaron a la policía preocupados por los ruidos. Ella no respondía al teléfono (él se lo llevó, también el ordenador), hubo que localizar a su padre para entrar en el piso. Pasaron tres largas horas desde que el animal concluyó su paliza.
Pero Marta no murió. Estuvo dos meses en coma y sigue en el hospital. Sus brazos quedaron agarrotados, un ojo abierto de modo permanente. Y no recuerda nada. Daños irreversibles dicen los médicos. No sabe qué cara tiene aquel hombre, aquel nadie que ahora está a la espera de juicio cuyo resultado siempre será injusto. Marta ya no sabe de su trabajo de enfermera, que también era su pasión, ni de sus amigos ni de su querida perra Noa…
A veces su mirada se pierde en una nebulosa. Apunta lo que hace en un cuaderno. Poco a poco. Dice su padre que cuando despertó del coma era como un bebé recién nacido. Su voz brota tímida de la garganta dañada mientras repasa las fotografías pegadas en la puerta, las imágenes con las que lentamente reconstruye sus recuerdos. Marta sonriente, una joven hermosa y feliz. Marta con su bata de enfermera. Marta de niña. Marta en una fiesta. Marta abrazando a su perra. En otra vida.
Me sonríe mientras hablamos. Y quiero decirle que la empatía no basta, que la vida la quiere viva para algo. Ojalá me entienda un día. Que pudo más que aquel animal con complejo de inferioridad. Y que más allá, en su interior, está Marta la guerrera. Y quiero decirle que es poderosa, feroz e inmortal.

Marta Montero, víctima de violencia de género

Txema Rodríguez
de txemarodriguez.es

en el ventano,es

jueves, 14 de julio de 2016

Seguimos necesitando a Greenpeace







En un mundo azotado por una crisis ecológica que puede poner en riesgo incluso la supervivencia de la especie humana, y en el que la conciencia ciudadana sobre la gravedad de la misma, avanza a un ritmo menor del necesario para frenarla, me preocupa mucho que 109 premios Nobel dirijan su atención a condenar sin paliativos a Greenpeace, la mayor organización ecologista del mundo. Fui director de Greenpeace en España entre el año 2001 y 2010. En la actualidad no me une ninguna vinculación orgánica, aunque sigo siendo socio de base.

Espero que mi opinión personal valga como el testimonio de un ciudadano que conoce bien Greenpeace, y que no puede sino defender su trayectoria, su forma de actuación y sus innumerables logros de los que nos beneficiamos todos. Greenpeace es contraria, en base al principio de precaución, a la liberación de organismos modificados genéticamente (OMG) en el medio ambiente, no la investigación, ni al uso de OMG en ambientes confinados, o a sus usos médicos.

El hambre en el mundo es un problema real. Todas las organizaciones involucradas en la solución de esta lacra coinciden en que el problema no está tanto en la producción de alimentos, como en la injusta distribución de los mismos y de la riqueza. Se producen alimentos suficientes para alimentar a la humanidad, pero el hambre sigue siendo una realidad palpable. Muchas ONG que luchan contra la pobreza también rechazan los transgénicos como alternativa.

Coincidía la publicación de la mencionada carta, con otra noticia: la recuperación de la capa de ozono. Recuerdo muy bien cómo en los años noventa trabajamos intensamente desde Greenpeace para conseguir la prohibición de las sustancias que la destruyen. Aquella campaña culminó con éxito finalmente con la firma en el marco de Naciones Unidas del Protocolo de Montreal.

No hubiera sido posible sin la acción global y coordinada de Greenpeace. Solo por aquella campaña, y por sus efectos positivos para el planeta que empiezan a ser visibles, ya es mucho lo que le debemos. Pero hay muchos más logros, desde la protección de las ballenas a la eliminación de las pruebas con bombas atómicas, la lista es interminable. Aún así sigue quedando mucho por hacer. Y seguimos necesitando a Greenpeace.

Greenpeace es una organización económicamente independiente. Sus posiciones sobre las cuestiones en las que trabaja se toman tras una intensa labor de análisis y discusión en la que la ciencia juega un papel clave. No está influida por ningún lobby en concreto. Por más que se la ha investigado por activa y por pasiva, su financiación está fuera de toda duda: son sus millones de socios en todo el mundo los que sostienen a esta organización ecologista. No se puede decir lo mismo de la industria agroalimentaria, bien conocida por financiar con recursos los lobbies protransgénicos en todo el mundo.

Se puede coincidir o no con la posición de Greenpeace sobre transgénicos o sobre la energía nuclear; pero, por más que hay quien se empeñe, en ninguno de los casos puede calificarse como de anticientíficas estas posiciones, ya que siempre están basadas en la postura de científicos que, curiosamente en muchos casos, proceden del propio sector afectado y conocen bien sus debilidades.

Greenpeace ha tenido que luchar, muchas veces en solitario y otras acompañado de otros actores sociales, científicos y políticos, en contra de agresiones brutales a nuestro planeta. Y en ocasiones ha pagado un alto coste por ello. Sus activistas se juegan la vida a menudo de forma generosa. Su barco insignia, el Rainbow Warrior, fue destruido en un atentado terrorista organizado por los servicios secretos franceses por oponerse a los ensayos nucleares. En ese atentado asesinaron (si, esa es la palabra correcta) el fotógrafo portugués Fernando Pereira.

El activismo ecologista es difícil pues suele enfrentarse a grandes intereses económicos. Los datos muestran cómo año tras año decenas de activistas por el medio ambiente son asesinados impunemente en medio de un silencio generalizado. En este contexto apuntar contra Greenpeace con acusaciones tan gruesas es, desde mi punto de vista, profundamente injusto. Basta ya de pretender matar al mensajero: si queremos debatir sobre transgénicos que se expongan argumentos sin demagogia y con total transparencia, de la misma forma que, por cierto, hace Greenpeace. Hacerlo de otra forma, no solo es falaz, sino que acusa de manera retorcida a quien más se preocupa del planeta y los que vivimos en él. Y seguimos necesitando a Greenpeace.

Juan López de Uralde, portavoz de EQUO y diputado por Unidos Podemos
de elventano.es

jueves, 7 de julio de 2016

Seremos capaces de cambiar prioridades?



Mi destino ya no es un lugar, sino una nueva forma de ver.
Marcel Proust 

de luzpolardelartico.blogspot.com.es

Imágen Carlos González López
en fotonatura.org

jueves, 9 de junio de 2016

Delta de l`Ebre


















Las PAHs Catalanas vuelven a la calle contra Blackstone exigiendo soluciones reales para cientos de familias

by luchomasan
Siguen las movilizaciones de denuncia para terminar con la política de extorsión y chantaje en  manos del fondo buitre americano, que continúa negando soluciones a cientos de familias afectadas.
Este miércoles 8 de junio, en la calle Mare de Deu del Port, 385 del Barcelona, las PAHs Catalanas hemos preparado una acción innovadora para seguir con nuestra campaña de señalización y denuncia al fondo buitre Blackstone, y su filial española Anticipa, que empezó hace algunos meses con gran repercusión internacional. Hoy hemos ocupado uno de los pisos que Anticipa tiene a la venta, con esta acción también queremos informar a toda la ciudadanía que todos los pisos que gestiona Anticipa vienen de procesos de ejecución hipotecaria: en todos esos pisos vivían familias que han sido desahuciadas de forma silenciosa. 
La ocupación viene precedida de dos semanas de  bloqueo telefónico durante las cuales todas las PAHs hemos estado llamando a sus teléfonos de venta y alquiler de pisos, solicitando citas y no presentándonos a las mismas. Pero hoy, sí que acudimos a una cita concertada con un comercial, para ocupar uno de sus pisos, y no nos iremos hasta lograr un firme compromiso por escrito que dé respuesta a nuestras demandas:
  • Dación a cero y alquileres sociales sin chantajes para las familias.
  • Aplicación de la ley 24/2015. No permitiremos que se aprovechen de su suspensión temporal para desahuciar a las familias.
  • Mejoras en la atención telefónica de Anticipa.
  • Contratos de arrendamiento que eliminen el cobro de costes adicionales a la cuota de alquiler y  el tutelaje al que quieren someter a las familias.
  • Oficinas físicas en cada capital de provinciapara que las familias afectadas puedan ir a exponer sus casos.
Con el cumplimiento de nuestras demandas, se desbloquearan los casos de más de 100 familias afectadas, que siguen sin solución desde que Blackstone adquirió 90.000 activos  hipotecarios de CatalunyaCaixa entre los que se encontraban sus hipotecas. Hablamos de una entidad que había sido rescatada con 12.000 millones de euros de dinero público, de nuestros impuestos, y de los que ahora vemos que se beneficia Blackstone, el mayor fondo buitre inmobiliario del mundo con sede en Nueva York. Fondo que compro la cartera hipotecaria de CX por tan sólo 4.000 millones.
La política del fondo buitre está clara y es unidireccional: pretenden lograr beneficios multimillonarios con la venta y alquiler de las viviendas de familias en exclusión resindencial.  Blackstone ha llegado a aprovecharse de la angustia y la desesperación de las familias, recurriendo impunemente a la extorsión, contratando empresas externas para que se presentaran en el domicilio de las familias y amenazándolas con el desahucio si  no abandonaban voluntariamente la vivienda. El chantaje, además, obligaba a renunciar al alquiler social si la familia solicitaba la dación en pago.  En estas situaciones de violento acoso, se ha llegado incluso a ofrecer cantidades irrisorias de dinero para que las familias abandonaran sus hogares. Esto son prácticas intimidatorias y mafiosas que no vamos a permitir ni un segundo más.
Esta acción  se enmarca en una campaña de movilización internacional que iniciamos en Febrero del 2015. Desde entonces hemos conseguido que cientos de familias no cedan al chantaje y extorsión de Blackstone, y que continúen luchando por soluciones reales y dignas ¡Gracias a la PAH David está ganando a Goliat! Y estamos seguras que acción tras acción, llegará el momento donde la mafia financiera de Blackstone será derrumbada por el Derecho a la Vivienda. La PAH ya ha conseguido hacer claudicar a docenas de bancos. Blackstone no va a ser diferente; sólo otra futura victoria de la ciudadanía.
¡Sí Se Puede!
#OcupaBlackstone

domingo, 5 de junio de 2016

A una de nosotras





Vivimos en un mundo donde denunciar una violación se convierte en otra violación peor. Porque el que debería protegerte te llama puta aunque no lo diga. Cuestiona tu ropa tus gustos tus horarios. Cuestiona tu cuerpo. Tus hábitos, tu concha.
NO SEÑORES. Lo que deberíamos cuestionar es la clase de hombres de mierda que estamos criando como sociedad. De esos que agarran una mina y se la pasan entre todos como si fuera una botella de cerveza hasta que ya no queda nada. O sí. Quedan los restos. 
Extracto del texto de Zuleika Esnal 
De luzpolardelartico.blogspot.com.es
De elventano.es



sábado, 28 de mayo de 2016

Carta abierta de la mujer de Jorge Luis, uno de los ‘8 de Yesa’, a los medios de comunicación


Soy la mujer de Jorge Luis Bail, el exdiputado de Podemos por la provincia de Huesca juzgado ayer junto con el resto de los 8 de Yesa. Quiero expresar con estas palabras mi más profunda repulsa por el tratamiento que algunos medios de comunicación están dando de un hecho que para nosotros y para nuestras familias es un durísimo trance. Tengo que reconocer que hasta que mi marido fue imputado y hasta que no ha sido (está siendo) juzgado, yo era de las personas que, como muchas, prefería no pensar en que pudiera haber situaciones tan injustas, y que “si alguien está imputado, algo habrá hecho”, o “ si el río suena agua lleva”, o “si un fiscal o un guardia civil lo dice, por algo será” o “ si no qué hacía metido en aquel lío”, etc.

Pero resulta que las cosas no son tan sencillas. Resulta que una persona moralmente intachable, incapaz no sólo de agredir a nadie sino de soportar cualquier acto de violencia, una persona con la que me casé justamente por su integridad, su talante amable, su absoluto civismo, sentido de la Justicia y otras cualidades que no abundan desgraciadamente en nuestro entorno, puede acudir a una concentración pacífica para defender algo en lo que cree y verse envuelto en un tumulto sin comerlo ni beberlo. Resulta que después, por decisión de alguien, puede verse imputado por algo que se avergonzaría de haber cometido y que jamás cometería.

Y no sólo tiene que pasar por eso, no sólo tenemos que pasar por eso, sino que además tenemos que soportar que algunos medios de comunicación se abalancen sobre esta desgraciada situación personal para machacar aún más a quienes la estamos sufriendo dando una visión completamente parcial de lo sucedido, afirmando falsamente, por ejemplo, que Jorge “agredió a un guardia civil”, cosa que es absolutamente falsa y espero que pronto pueda demostrarse. No imaginan estos “periodistas” el dolor que causan. No sé si si lo imaginaran cambiarían sus portadas. Supongo que no.

Pero para cuando todo esto pase (los dos confiamos en la Justicia y esperamos impacientes la sentencia) el daño ya estará hecho. Jorge es una persona fuerte y serena, todos los que lo conocemos lo sabemos. Pero le han herido, y esta carta es fruto de verle así. Es demasiado para cualquiera verse vilipendiado por algo que no ha cometido, algo que le está pasando por encima como un huracán azuzado por medios de comunicación a los que sólo importan las portadas, el morbo y la demonización de ciertos partidos y ciertas ideas. Todos los diputados del Grupo Parlamentario de Podemos son demonios que hay que destruir, no son personas con sentimientos, se puede jugar con ellos y convertirlos en monigotes para soltar cuatro simplezas en un bar. No son individuos; son podemitas.

Desde aquí mi apoyo a todos los que alguna vez hayan pasado por algo parecido. Es un sentimiento de impotencia y dolor difícil de olvidar. Desde luego yo no creo que pueda hacerlo.

Marta Pastor

de elventano.es
de equohuesca.es

martes, 24 de mayo de 2016

“Voy a contar la verdad en clase: No estudiéis, dejaos preñar por un torero”



Voy a empezar a dejarme de zarandajas y a contar la verdad en clase: no estudiéis… No preparéis los exámenes, tomad anabolizantes y aumentad vuestras glándulas mamarias. No eduquéis vuestra mente, inventad romances con famosos o dejaos preñar por futbolistas o toreros”. Así reza la carta redactada por un grupo de docentes de Madrid. Este es el texto completo:
“¿Quién es el valiente que se pone delante de una clase repleta y convence a sus alumnos de que tener unos estudios es importante, cuando está claro que vale mucho más el carné del partido que una licenciatura universitaria?
¿Cuándo empezamos mis compañeros y yo a vivir por encima de nuestras posibilidades, con un sueldo continuamente mermado y la necesidad de vivir cada vez peor para que un eurodiputado pueda viajar ocho veces al mes en clase preferente?
¿Dónde está ese sitio donde reparten sobres para que pueda pillar uno y comprar algo para la biblioteca, que por segundo año consecutivo tiene presupuesto cero?
¿Cómo es posible que la gente proteste cuando le traen un filete frío en el restaurante y no esté permanentemente en la calle pidiendo el exilio para todo ese hatajo de personas?
Voy a empezar a dejarme de zarandajas y a contar la verdad en clase: no estudiéis, haced amigos ( a ser posible, cerca de Génova o Ferraz). No preparéis los exámenes, tomad anabolizantes y aumentad vuestras glándulas mamarias. No eduquéis vuestra mente, inventad romances con famosos o dejaos preñar por futbolistas o toreros.
Un país que abandona la educación, la investigación, la cultura, el arte y la transmisión del conocimiento. Una nación que deja de lado a los más débiles y protege a los poderosos y los corruptos. Un lugar en el que se torturan animales con lanzas mientras cierran escuelas de música, bibliotecas y centros culturales.
Este es el sitio en el que vivo. Un lodazal de inmundicia que cada día crece un poco más”.
Carta de Juan José Jiménez Blázquez, profesor de Secundaria, y 26 docentes más. Madrid

elventano.es

sábado, 14 de mayo de 2016

Qué fácil es matar a una ecologista






Berta Cáceres sabía que la muerte le pisaba los talones. Nunca lo dudó. Cuando en abril de 2015 la ecologista hondureña recibió el Goldman Enviromental Prize, el Nobel verde, lo dijo. Luego lo repitió a todo el que quiso escucharlo. Su vida estaba amenazada.


No era nada extraño. A lo largo de su lucha habían caído otros compañeros del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras. Ella misma era consciente de que la última batalla, contra la mastodóntica presa de Agua Zarca, le había puesto la diana en la frente.

El proyecto hidroeléctrico vaciaba el río Gualcarque, sagrado para los indios. Para evitarlo, Cáceres movilizó a las comunidades lencas, dio dimensión internacional a su denuncia y no dudó en plantar cara a poderes que en Centroamérica tienen el gatillo fácil. La estrategia surtió efecto. Al menos, en parte. El Banco Mundial y la constructora pública china Sinohydro abandonaron la obra. Al timón quedó la compañía hondureña Desarrollos Energético SA (DESA).

Lo que vino después es una historia mil veces repetida en Honduras. La noche del 2 de marzo, Cáceres fue asesinada de dos tiros en su casa de La Esperanza, al oeste de Tegucigalpa. La autoría del crimen, desentrañada este mes por la fiscalía, saca a la luz un trama terrorífica por su inmensa previsibilidad.

El homicidio fue ordenado por el gerente de DESA, Sergio Ramón Rodríguez Orellana. En su comisión le ayudó uno de sus jefes de seguridad, el teniente retirado Douglas Geovanny Bustillo. Una bestia con ojos de ofidio a quien Cáceres ya había denunciado públicamente por amenazas y hasta acoso sexual. Dio igual.

Bustillo contrató los servicios del mayor Mariano Díaz Chávez, instructor de la Policía Militar y miembro de las Fuerzas Especiales. Su tarea era diseñar la operación. Trazado el plan, contrataron a dos sicarios. Edilson Duarte, de 25 años, fue el que disparó contra la ecologista. Dos balazos del calibre 38. A cambio recibió 50.000 lempiras (2.200 dólares).

Los cuatro implicados ya están encarcelados. Las últimas empresas internacionales que participaban en el proyecto de Agua Zarca (el banco de desarrollo holandés y un fondo de inversión estatal finlandés) han decidido, tarde y mal, irse definitivamente. Pero nadie respira tranquilo. El país centroamericano vive en el abismo. Tiene una de las mayores tasas de homicidio del mundo, y al menos el 90% de los delitos quedan impunes. En poco más de una década, 113 activistas ambientales han sido asesinados. Y no es difícil prever que los seguirán eliminando. ¿Quién lo va a parar?

Ante las amenazas que sufría Berta Cáceres, la propia Comisión Interamericana de Derechos Humanos había ordenado su protección policial. Pero la noche en que acabaron con su vida nadie la custodiaba. Tan solo 12 días después, otro compañero suyo de organización fue asesinado. Se llamaba Nelson García. Tenía 38 años. Lo mataron de un tiro en la cara.

Jan Martínez Ahrens

De elventano.es

jueves, 14 de abril de 2016

“En la escuela las niñas no vamos al baño porque los chicos quieren entrar para vernos”




“En la escuela a las niñas no nos gusta ir al baño porque los niños quieren entrar para vernos. Así que mejor me aguanto”. Lo cuenta una niña de 8 años que vive en una zona rural de Chinandega, a unos 150 kilómetros de la capital chilena, Nicaragua. En las zonas rurales, alumnos y alumnas caminan cada día largos trayectos para llegar a los centros escolares. La pequeña dice que reza para no cruzarse con nadie en el camino.
Explica que al llegar siente cierto alivio, porque un día más nadie la asaltó en el trayecto. Pero también en la escuela tiene miedo, sobre todo si tiene que usar el baño. “Nos vienen a ver, quieren entrar”, dice, sin especificar a quién se refiere. Porque las puertas no tienen pestillo para cerrar. Además, los niños desde temprana edad sienten que pueden apropiarse del cuerpo de las mujeres.
“En los baños existe un riesgo alto de violación de las niñas”, asegura Johana Chévez, asesora de género de Plan Internacional. “No siempre hay puerta, no siempre son higiénicos. “Las encierran, les tiran piedras, llegan a espiarlas”, cuenta. “No vamos al baño porque los niños nos espían al poner un teléfono celular en un zapato para grabarlo y verlo todo”, dicen las alumnas.
El denominado Plan Internacional y la Universidad Centroamericana (UCA) trataron de poner cifras a la problemática. Fue una investigación amplia, llevada a cabo en 22 comunidades de 10 municipios. Una de cada cuatro niñas que participaron en las investigaciones dijeron que “jamás” se sentían “cómodas” al usar las letrinas de la escuela.
En los dos estudios el resultado de Nicaragua es prácticamente el doble que en los otros países en el tema del miedo que tienen las niñas al trasladarse a sus centros de estudio y en el uso de los baños de las escuelas, “ante la indiferencia de casi todos los docentes”, afirman los autores del informe.
“No se involucran, no prestan atención a la violencia. Es algo totalmente ciego. Es más, cuando se les pregunta dicen que allí no pasa nada de eso. No lo ven, porque en las escuelas hay jerarquía, porque los profesores utilizan otros sanitarios, pero también porque existe una normalización del acoso sexual”, denuncian.
Las escuelas de Nicargua tampoco son ajenas a otro tipo de violencia, la ejercida por parte de los docentes. “Nos encontramos con golpes, burlas, agresiones físicas, acoso y el favoritismo de los maestros hacia los varones, y vimos que toda esa violencia es uno de los principales motivos del abandono escolar”, afirman los investigadores.

Leire Ventas, BBC MUNDO

elventano.es

Payasos sin Fronteras renuncia a una subvención de la UE por sus medidas contra los refugiados



La ONG Payasos sin Fronteras ha renunciado a optar a las subvenciones de la Unión Europea al considerar que se trata de “dinero hipócrita”. La Comisión Europea acaba de abrir una línea de financiación para iniciativas culturales con el fin de apoyar proyectos culturales que tengan la voluntad de integrar los refugiados en las comunidades europeas, fomentando el respeto y comprensión por los valores democráticos, diversidad, ciudadanía, tolerancia, diálogo intercultural y el respeto por otras culturas.
En un comunicado señalan que “esta es una línea de financiación que nos encajaría como anillo al dedo, ya que es el trabajo que venimos haciendo desde hace 23 años en todo el mundo en contextos especialmente difíciles y muy a menudo a favor de las poblaciones refugiadas. En cambio, queremos mostrar públicamente nuestro rechazo hacia este acto de hipocresía y lavado de cara que lleva a cabo una UE liderada por dirigentes sin escrúpulos”.
“Unos dirigentes a los que iría muy bien dedicar una dotación similar de esfuerzos para hacerles entender lo que significa el derecho internacional, el derecho de asilo, el derecho de los refugiados; estos derechos que con tanto dolor y sufrimiento aprendimos los europeos a defender y reforzar tras las catástrofes generadas por nuestras propias guerras del siglo XX”, argumenta la organización.
El texto afirma que “mientras pretenden comprar la aquiescencia de una parte del sector cultural europeo, reforzando de paso el modelo geopolítico de esta Europa atlantista y de mercados, diseñada contra las personas, abandonan a decenas de miles de mujeres, hombres y niños, que huyen de la guerra y la miseria a su suerte”.
“Deportan sin garantías a otros miles hacia Turquía; un país que, a su vez, impide de forma brutal que entren más refugiados en su territorio. ¿Se puede ser más hipócrita?”, se pregunta la organización. Payasos sin Fronteras critica que “es especialmente vergonzoso el caso de España, con un gobierno pionero en las devoluciones en caliente y que hoy por hoy ha acogido a 18 refugiados reubicados desde Italia, cuando su cuota asignada era de casi 20.000”.
“Es por todo ello que desde Payasos sin Fronteras nos declaramos incapaces de participar en un concurso de distribución de fondos hipócrita y ridículo y politizado de forma mezquina”. También exige “que se respete el derecho de asilo, que se inviertan los fondos que sean necesarios a dar una acogida adecuada a los refugiados, que se facilite y se deje trabajar a las ONG en favor de la población refugiada, que se desmantelen los centros de detención y que se acaben las devoluciones en caliente y el tráfico negociado de forma lucrativa e institucionalizada de personas”.

elventano.es

lunes, 21 de marzo de 2016

La Policía turca sigue divulgando fotos de cuerpos desnudos de mujeres kurdas muertas








Tras la masacre de Cizre, en la que murieron 150 personas atrapadas en tres sótanos durante la operación militar desencadenada el pasado 7 de febrero, varios agentes de la Policía turca volvieron a fotografiar y difundir imágenes de mujeres kurdas muertas tras haber desnudado sus cadáveres.
Así lo denunciaron, después de conocerse la gravedad de ese operativo del Ejército en el que no hubo ni heridos ni apresamientos, el Partido Democrático de los Pueblos (HDP) –cinco millones de votos y 60 diputados- y la Asociación de Abogados de Diyarbakir, principal ciudad kurda de Turquía, con cerca de un millón de habitantes.
Figen Yuksekdag, copresidenta del HDP, mostró dos fotografías con sendos cuerpos tendidos en la misma acera y denunció que estas “vergonzosas fotografías” no desnudan el cuerpo de una mujer sino “la concepción de la guerra” del Gobierno de Erdogán, que muestra así su falta de humanidad.
No es la primera vez que soldados o policías turcos se hacen fotografías con cuerpos de mujeres militantes o simpatizantes del PKK exhibiéndolos como trofeos de guerra. Según las dirigentes del HDP y los propios familiares, se trata de una táctica para mancillar el honor no solo de estas mujeres sino de todo el movimiento kurdo frente a una sociedad musulmana como la turca.
El PKK, que lleva luchando desde 1984 contra el Gobierno de Ankara para defender los derechos culturales y políticos de los casi 20 millones de kurdos que viven en Turquía, se distingue por tener en sus filas un porcentaje muy elevado de mujeres. Lo mismo ocurre con otras organizaciones kurdas, como el propio HDP o el Partido de la Unidad Democrática (PYD) de Siria, que tienen como norma la paridad entre hombres y mujeres en todos los cargos de dirección, así como reservar al menos el 40 por ciento de los cargos institucionales a la mujer, algo totalmente revolucionario en Oriente Medio.







elventano de:
cuartopoder.es/terramedia
Manuel Martorell

domingo, 20 de marzo de 2016

Europa: un naufragio ético sin precedentes








El Consejo Europeo tomó el viernes 18 de marzo una de las decisiones más tristes de su historia y una de las más difíciles de explicar desde el punto de vista del derecho internacional: los 28 jefes de Gobierno y Estado, reunidos junto al primer ministro turco Ahmet Davutoğlu, autorizaron la deportaciones masivas de personas que lleguen a suelo europeo a partir de este domingo, sin respetar los procedimientos y normas establecidas en la Convención de Ginebra para los refugiados que huyen de las guerras. “Es un día oscuro para el derecho de asilo, un día oscuro para Europa y un día oscuro para la humanidad”, resumió la portavoz de Amnistía Internacional, Kate Allen.
El acuerdo, se supone que respaldado por unanimidad, es decir, también por el Gobierno en funciones de España, que llevaba instrucciones distintas del Parlamento –IU anunció que estudia emprender medidas legales contra Mariano Rajoy y el Consejo Europeo–, usa un lenguaje deliberadamente ambiguo y engañoso, y necesitará de muchas precisiones en los próximos días. Subraya que “cada refugiado” que llegue a las islas griegas será devuelto a Turquía, pero no se atribuye a este país la condición de “tercer país seguro” (que solo reúnen los firmantes de la Convención de Ginebra en su totalidad) y es evidente que las deportaciones no se efectuaran uno a uno tras examinar sus derechos individuales, sino de forma masiva.
El gobierno turco, ayudado por la flota de la OTAN (barcos y helicópteros que hasta ahora nunca sirvieron para evitar los naufragios), interceptará las embarcaciones que pueda y quienes, de todas maneras, consigan llegar a tierra serán confinados a la espera de su inmediata deportación a Turquía. Las islas griegas, como explicó un portavoz de la ONG Ayuda en Acción, se convertirán en campos de internamiento, en los que personas aterrorizadas, refugiados y migrantes, serán recluidas contra su voluntad y posteriormente expulsadas, igualmente contra su deseo expreso.
ACNUR, la organización de Naciones Unidas para los Refugiados, mostró inmediatamente su escepticismo sobre el respeto a las normas de derecho internacional que promete Europa. Advirtió de que quedan importantes cuestiones legales por aclarar y dudas prácticas por resolver. Respetar las normas, recordó, exige que el acuerdo introduzca importantes mejoras en el sistema de identificación de refugiados que se emplea en Grecia. Según estimaciones oficiales, la Unión Europea tendría que enviar a 4.000 funcionarios a las islas griegas para iniciar esos procedimientos legales individuales, pero en el comunicado hecho público el viernes al término de la cumbre no se habla de nada de eso.
Los 45.000 refugiados que llegaron al país heleno en las últimas semanas serán, al parecer, realojados en otros países, aunque no se especifica tampoco cuándo, ni en cuáles. Angela Merkel, la canciller alemana, impulsora principal del acuerdo, urgió a los 14.000 refugiados que esperan en Idomeni, y cuyas desgarradoras imágenes difunden desde hace días la mayoría de los medios de comunicación, a acudir a otros campos instalados por las autoridades griegas a la espera de ese realojamiento, del que, de momento, tampoco se sabe nada.
El comunicado alude al famoso “uno contra uno” aprobado ya hace días. Según ese acuerdo, la Unión Europea se compromete a conceder asilo a igual número de refugiados sirios que los que sean deportados de Grecia a Turquía, pero vigilará para que quienes disfruten de ese estatus de refugiado o visado sean precisamente personas distintas que las deportadas. Se trata de una especie de medida “disciplinaria” inhumana para quienes se atrevieron a desafiar las fronteras europeas y las cruzaron por mar o por tierra arriesgando sus vidas en las más penosas condiciones. Esas personas, hombres, mujeres y niños, serán rechazados expresamente y se les negará cualquier posibilidad de entrar legalmente en Europa, que se atribuye la capacidad de aplicar un castigo feroz, estremecedor, sobre personas indefensas y vulnerables a las que trata como si fueran fardos intercambiables y no seres humanos que tienen derechos inalienables que no pueden depender del ansia ejemplarizante de unos políticos que han perdido el sentido de lo que se puede y no se puede hacer simplemente aplicando la razón y la decencia.
Con todo, la Unión Europea no debe confiar mucho en la eficacia de su acuerdo con Turquía. Indirectamente calcula que más de 70.000 refugiados llegarán a las islas griegas en los próximos días y que serán deportados porque, según asegura, dispondrá de unas 70.000 plazas para implantar ese “uno por uno” rápidamente. Si se expulsa a 70.000 refugiados sirios que ya se encuentren en las islas griegas, la Unión irá trayendo, afirma, uno a uno, a otros 70.000 refugiados que se encuentran en los campamentos turcos. ¿Y qué pasará si llegan, no 70.000 sino 120.000 nuevos refugiados? ¿A donde irá a parar el dichoso acuerdo?
El primer ministro turco replicó a las críticas que acusan a Turquía de no ser un país seguro, de acuerdo con las normas internacionales, con ironía y con un argumento irrebatible: “Somos nosotros los que tenemos acogidos a 2,8 millones de refugiados. Los que nos critican deberían darnos una opción mejor”. Erdogan, el presidente turco, afirmó desde Ankara que la UE no está en disposición de dar lecciones a nadie porque hasta ahora solo ha acogido “a un puñado de refugiados”.
En el trasfondo del acuerdo firmado entre la UE y Turquía se encuentra la reapertura de negociaciones para que Ankara avance en su camino de adhesión a la Unión. Los turcos podrán circular por territorio europeo desde el próximo mes de junio sin necesidad de obtener visados. De propina, Europa enviará 7.000 millones de euros al autoritario gobierno de Erdogan, que acaba de ser denunciado en todos los foros de prensa libre del mundo por la ocupación de un periódico crítico con su gobierno.
Ese es el marco en el que conviene leer el último párrafo, quizás el más cínico y lamentable, del acuerdo y el que mejor refleja la insostenible posición de los jefes de gobierno europeos: “Europa espera”, dice el documento, “que Turquía cumpla sus obligaciones con los derechos humanos”. Hipocresía o cinismo, un broche perfecto para la crisis que vive Europa, un continente sumergido en un naufragio ético sin precedentes.

elventano, de CTXT

jueves, 17 de marzo de 2016

Cáncer y derechos económicos: la lucha de Beatriz Figueroa




¿Para qué quieres sobrevivir a las células cancerígenas si el sistema te mata de hambre?, explica Beatriz Figueroa, afectada por el cáncer, que ha iniciado una campaña exigiendo que se protejan los derechos económicos de las personas enfermas de cáncer. Su lucha saca a la luz la falta de debate sobre los efectos socioeconómicos de la enfermedad y de la relación entre ésta y la pobreza.
, Antropóloga, investigadora en salud de la Universidad de Lancaster y miembro del Breast Cancer Consortium.
 
Beatriz Figueroa
Conocí a la gallega Beatriz Figueroa en el ciberespacio. Al descubrir su provocativa campaña de concienciación "La vida no sigue igual después del cáncer" decidí contactarla. La campaña exige una revisión de la Ley de la Seguridad Social para que se protejan los derechos económicos de las personas enfermas de cáncer. Me sentí inspirada por su trabajo titánico, que tiene como misión visibilizar el impacto económico de la enfermedad, un tema importante que apenas se aborda desde las políticas públicas, las grandes organizaciones que trabajan contra el cáncer o los medios de comunicación. Cuando Beatriz asistió al Simposio sobre Cáncer de Mama y Feminismo que coorganicé en Barcelona en abril de 2015 fue una oportunidad excepcional para conocerla.
Beatriz Figueroa es periodista y abogada de formación. Trabajó durante más de 20 años y pagó sus impuestos. Tuvo la “mala suerte” de ser diagnosticada de cáncer de mama cuando estaba desempleada, por lo que su pensión mensual se quedó reducida a 426 euros. Con esta cantidad tenía que pagar su hipoteca, sus gastos de manutención y costearse el 40% del importe de los medicamentos. Además de sobrevivir al cáncer, ahora le quedaba la dura tarea de sobrevivir a la pobreza sin apoyos.
Beatriz acudió a los tribunales en tres ocasiones para solicitar que se le reconociese la incapacidad. Su solicitud fue rechazada dos veces. Le dijeron que “no había signos de discapacidad” o que era “apta para trabajar en otros puestos de trabajo”. También llegaron a decir que "su familia podía apoyarla”. Esta última respuesta se basa en la visión (hetero)normativa de que las mujeres están destinadas al matrimonio, por supuesto con un hombre, que además es el cabeza de familia. También presupone que todas las mujeres tienen una familia que puede proporcionarles apoyo económico. Sin embargo, Beatriz, que está soltera y que perdió a sus padres hace años, sólo puede contar con el apoyo del “sistema”, y éste le está fallando.
Aunque parezca mentira, la situación de Beatriz Figueroa no es única. A lo largo mis años de investigación sobre las experiencias de las mujeres españolas que viven con cáncer de mama, he encontrado muchos casos en los que la familia y/o la pareja no están dispuestos a prestar apoyo económico o, simple y llanamente, no pueden porque sus economías precarias no dan para más. Como le ocurre a Beatriz, estas experiencias están plagadas de relatos sobre las dificultades económicas a las que se enfrentan tras recibir los tratamientos. Sus historias ponen de manifiesto la necesidad urgente de vincular los debates sobre el cáncer de mama a asuntos relacionados con la justicia económica y el género. También a la necesidad de cuestionar los fundamentos (hetero)normativos del sistema sanitario, la Seguridad Social y el sistema judicial que se basan en ideas preconcebidas sobre la familia y la sexualidad femenina. Si no se permite crear espacios para este tipo de debates, el cambio social a nivel político será imposible. Y como resultado, las personas enfermas, especialmente las mujeres enfermas que son viudas, solteras, sostienen a sus familias o pertenecen a grupos de población en riesgo de exclusión social, seguirán siendo las que más sufran la desprotección económica.

El bienestar económico es calidad de vida

Aunque la mayoría de las personas estarán de acuerdo conmigo en que los tratamientos oncológicos son brutales, se ha reflexionado poco públicamente sobre el impacto de la enfermedad en el bienestar económico. Esta falta de reflexión es mas evidente en el contexto de  países europeos que tienen sistemas nacionales de salud universales. ¿A qué se debe esta falta de reflexion colectiva? La obsesión con la idea de que el acceso gratuito a los tratamientos aumenta la supervivencia es tan poderosa que oculta cualquier debate sobre la calidad de vida de las personas. Cuando el tema se plantea, se suele confundir éste con una cuestión de supervivencia (longevidad o años de más vividos) o se reduce a los problemas psicológicos (procesos de duelo, autoimagen, estrategias de afrontamiento, etc.). Pero la calidad de vida –si atendemos a la definición de la Organización Mundial de la Salud– exige obligatoriamente bienestar económico.
La escritora estadounidense Barbara Ehrenreich ya apuntaba en su ensayo Bienvenido a la Tierra del Cáncer que la cultura y la industria en torno al cáncer actúan como barreras para comprender realmente esta enfermedad. Nos han socializado para pensar en el cáncer de mama como una enfermedad suave, glamurosa y femenina. Básicamente, nos han engatusado para no pensar que la enfermedad es aterradora. Los collage de la artista Bella El Truthteller, realizados con los panfletos que se pueden encontrar en la sala de espera de los servicios de oncología, son un ejemplo de la retórica optimista que edulcora el cáncer de mama y oculta sus realidades brutales.


Cuando la falta de reflexión colectiva sobre el significado de la calidad de vida se combina con la frivolidad de la "cultura rosa", el resultado es la falta de espacio para hablar sobre los efectos debilitantes de los tratamientos, su relación con el desempleo, la falta de derechos a estar enferma, la imposibilidad de beneficiarse de pensiones por incapacidad... Y todo esto, a su vez, se conjura para desencadenar la pobreza.
Por estas razones, Beatriz Figueroa insiste en que la recuperación y la supervivencia son cuestiones políticas, no clínicas. Es más, acceder a los tratamientos es necesario, pero no es suficiente para mejorar la calidad de vida de las pacientes. Como dice Beatriz, ¿para qué quieres sobrevivir a las células cancerígenas si el sistema te mata de hambre?

Las mujeres no están "locas"

Anne K. Eckman acuñó el termino “síndrome Yentl” para explicar los sesgos de género en la medicina que, de alguna manera, ‘incapacitan’ al sistema sanitario para escuchar y responder a los malestares de las mujeres. El síndrome de Yentl se sustenta en la creencia de que las acciones y malestares de las mujeres son producidas por sus órganos reproductivos, convirtiéndolas en hipocondríacas e histéricas. A pesar de lo que pueda parecer, el Síndrome de Yentl no es un fenómeno del pasado pues ha aparecido de lleno en el caso de Beatriz Figueroa. La gallega se ha sometido a tres cirugías y varias rondas de quimioterapia. Sufre de fatiga, depresión, pérdida de memoria y dolor en las yemas de sus dedos (que le dificultan desempeñar tareas tan simples como mecanografiar). Sin embargo, los profesionales de salud a cargo de la evaluación de su incapacidad sugirieron en varias ocasiones que sus dolencias estaban en su cabeza, haciéndola sentir “como si estuviera loca”.

Sin un cambio estructural no hay progreso

A pesar de las barreras a las que se ha enfrentado, Beatriz recurrió a los tribunales una tercera vez para solicitar la pensión de incapacidad. Esta vez el juez reconoció su derecho. Aunque la sentencia sirvió para legitimar sus limitaciones físicas, Beatriz reconoce que no sirve de nada para institucionalizar medidas que garanticen los derechos económicos de todos los enfermos oncológicos.
Beatriz explica que si no se producen cambios estructurales profundos no habrá progreso para acabar con la epidemia de cáncer, a pesar de toda la retórica optimista de la "cultura del lazo rosa". Ya hemos visto que el sistema biomédico androcéntrico y paternalista no suele tomar en serio las quejas de las mujeres. Además, se necesitan equipos interdisciplinares y con conciencia de género para evaluar las prestaciones económicas, para que las mujeres no tengan que recurrir a los tribunales de forma independiente. Ir a juicio cuesta dinero, energía, coraje y confianza para desenvolverse en un contexto donde el lenguaje es demasiado técnico. Aquellas personas que carecen de redes sociales sólidas y/o viven en condiciones más precarias –económica y socialmente– son menos propensas a llevar sus casos ante los tribunales, lo que minimiza sus posibilidades de que sus derechos sean reconocidos. Esto, a su vez, aumenta las desigualdades económicas que contribuyen a deteriorar la salud.
A pesar del desconocimiento público, el desempleo y la incapacidad son temas comunes cuando hablas con enfermas oncológicas. El informe Due North (PDF), que analiza las causas de las desigualdades en salud en el norte de Inglaterra, deja patente la necesidad un cambio estructural para atajar la epidemia. Este informe enfatiza que “cuando las personas desarrollan una enfermedad crónica, [...] el apoyo integral a través de distintas agencias para mantenerlas empleadas y garantizar su seguridad financiera puede ayudar a prevenir la espiral de la pobreza y la salud precaria que a su vez exacerba las desigualdades”. Estos hallazgos se pueden aplicar perfectamente al contexto español, y ya es hora de que aprendamos la lección de otros países.

"La vida no es la misma después del cáncer de mama"

Figueroa propone una reforma en la ley para garantizar unas condiciones económicas decentes para las personas que se están recuperando de un cáncer y para las que lo han sobrevivido. Su campaña no pide solidaridad sino que exige justicia social. Al fin y al cabo, el grado de desarrollo social de un país se mide por el grado de bienestar de su población. Su planteamiento contradice la retórica de la "cultura rosa" centrada en el acceso a los tratamientos, el optimismo y la longevidad por dos motivos. Uno, porque no reconoce la importancia de otros factores que son vitales para salir adelante durante y después del tratamiento del cáncer. Y dos, porque rechaza el mensaje dominante que sugiere que las mujeres son responsables de prevenir, detectar y curar la enfermedad.
Para su campaña, Beatriz produjo un video corto protagonizado por la pescadora gallega Raquel Castiñeira. Raquel fue diagnosticada de cáncer de mama en 2010. Su brazo está afectado permanentemente desde que le realizaron una cirugía en la axila para extirparle los ganglios afectados. El odioso Síndrome Yentl descrito por Anne Eckman volvió manifestarse una vez más cuando el Instituto Social de la Marina le dijo a Raquel que estaba “en condiciones de trabajar” y que podría “desempeñar el trabajo con la otra brazo”. “De lo contrario [su marido] podía trabajar por ella”.
Para Beatriz Figueroa un sistema de Seguridad Social ético nunca obligaría a las personas a trabajar mientras están en tratamiento o recuperándose. Tampoco cargarían el cuidado sobre las familias de las personas afectadas. El vídeo de la campaña de recogida de firmas finaliza con: "Raquel se está recuperando del cáncer de mama. Pacientes como ella no deberían estar trabajando". Hasta el momento, más de medio millón de personas ya han firmado.

diagonalperiodico.net

viernes, 11 de marzo de 2016

Colau avisa que una nova bombolla immobiliària amenaça Barcelona: la dels lloguers







ara.cat, Maria Ortega, 02 de març – “Volem llançar un missatge d’alarma perquè s’està produint un nou cicle especulatiu. Veiem com pugen els lloguers mentre que el nivell de renda de la població no ha millorat“. L’alcaldessa de Barcelona, Ada Colau, ha avisat que una nova bombolla immobiliària amenaça la ciutat. Un estudi elaborat per l’Ajuntament sobre l’evolució dels preus del lloguer a la ciutat evidencia, segons el govern municipal, una nova tendència a l’alça i demostra que la crisi de l’habitatge torna a acarnissar-se amb els barris menys benestants. Segons aquest estudi, el preu del lloguer va repuntar l’any passat de mitjana un 6,6 % –se situa ara en els 10,9 euros per metre quadrat i mes– i el lloguer mitjà a Sarrià-Sant-Gervasi (1.050 euros/mes) dobla el de Nou Barris (580 euros/mes), però, en canvi, és en barris com Trinitat Nova, la Verneda o la Pau on les famílies han de destinar una part més important dels seus ingressos a fer front al lloguer i on aquest percentatge supera el 25 % de la renda de les llars.

Vista aquesta radiografia, que el govern municipal ha titllat de preocupant, Colau ha instat la Generalitat i l’Estat a prendre mesures per frenar una nova bombolla i que modifiquin la legislació sobre arrendaments urbans. Colau ha proposat solucions com la que ja s’aplica a Berlín, on hi ha una regulació per evitar increments desmesurats del preu de l’habitatge. Concretament, fixant topalls en zones on es determina que el preu del lloguer s’ha enfilat per sobre de la capacitat de compra dels seus veïns. L’alcaldessa ha apuntat que s’ha d’atendre la situació a Barcelona perquè és la ciutat de l’Estat amb més proporció d’habitatges de lloguer (el 30 %), on només un 1,5 % són de lloguer assequible i on més han augmentat els preus.
El regidor d’Habitatge del consistori, Josep Maria Montaner, que ha comparegut al costat de l’alcaldessa, ha recordat, en aquest sentit, que activistes com la mateixa Colau van advertir de la imminència d’una bombolla immobiliària, però que en el seu moment no se’ls va fer cas i que ara, ha dit, repeteixen el mateix nivell d’alerta. Aquest cop, això sí, des de la tribuna de l’Ajuntament.
Fins a 255 pisos més
El govern de Barcelona ha llançat aquest avís en la presentació dels seus nous avenços en la línia d’aconseguir pisos per destinar al lloguer social. Si a finals d’any van anunciar que havien tancat un acord amb la Sareb per la cessió de 200 pisos, avui han apuntat que, per diferents vies, han aconseguit elevar la xifra de pisos disponibles fins als 455. És a dir, s’han incorporat 255 més: 50 dels quals cedits, 131 de comprats per sota del preu del mercat, 28 exercint el dret a tanteig i 46 més, en estudi.
En concret, han acordat amb BuildingCenter –la societat que gestiona els actius immobiliaris de CaixaBank– la cessió de 50 habitatges en unes condicions millors que les que van aconseguir amb la Sareb, perquè, en aquest cas, tot i que el termini també és de vuit anys, l’entitat assumeix el cost de la rehabilitació necessària. D’aquests 50 pisos, però, la meitat ja estan ocupats. I el preu que pagarà l’Ajuntament per cada habitatge és de 125 euros al mes.
El consistori té, d’altra banda, aprovada la compra directa de cinc habitatges a Bankia –tres de buits i dos d’ocupats– i està ultimant la compra directa de 125 pisos de bancs i un d’un particular per sota del preu del mercat. Finalment, l’Ajuntament ha adquirit 28 pisos d’entitats financeres i grans tenidors per mitjà del dret a tanteig i estudia adquirir-ne 46 més per aquesta via. Els preus, en tots aquests casos, oscil·len entre els 50.000 i els 70.000 euros. Tots aquests pisos passen a ser gestionats pel Patronat Municipal de l’Habitatge, i el districte on se n’han adquirit més és el de Nou Barris –el 43 % del total–. Colau ha reiterat que prefereix tancar acords amb les entitats bancàries per aconseguir cessions que haver-ho de fer per la via de les sancions.
Regulació d’ocupacions
Davant de la constatació que molts dels pisos que s’aconsegueixen arriben amb ocupants irregulars a dins, el govern de Colau també ha anunciat un pla per intervenir en aquests casos. Aquesta situació es repeteix en 197 dels pisos que s’han cedit al consistori o que ha comprat, i el que es preveu és regularitzar la situació d’aquests inquilins atenent a criteris com la vulnerabilitat social i el temps que fa que ocupen el pis.
D’aquesta manera s’estableix una regularització ordinària quan hi hagi vulnerabilitat econòmica i un període d’ocupació superior als dos anys sempre que no hi hagi problemes de convivència amb els veïns. La regularització es podrà donar per arrelament quan el temps d’ocupació sigui superior a l’any i hi hagi, també, vulnerabilitat i manca de conflicte veïnal. I, finalment, podrà fer-se una regularització especial en casos en què, tot i que faci menys d’un any de l’ocupació, s’acreditin situacions excepcionals.
L’Ajuntament també regularitzarà “de forma excepcional” la situació de les 24 famílies que ocupen de forma irregular algun dels pisos del Patronat Municipal de l’Habitatge. No entraran en cap d’aquests supòsits, però, les ocupacions amb finalitat lucrativa per part de xarxes o grups organitzats, sinó que es demanarà la intervenció de la policia.
Els quatre districtes on s’han detectat més ocupacions són Ciutat Vella, Nou Barris, Sant Andreu i Sant Martí. I, especialment, a barris com Ciutat Meridiana o Besòs-Maresme. En aquests quatre districtes hi ha comptabilitzats 1.200 pisos ocupats, un miler dels quals són d’entitats bancàries.

noticias.habitaclia.com

viernes, 4 de marzo de 2016

Asesinan a Cáceres, la líder indígena que ganó un pulso a China y el Banco Mundial





© Externa Berta Cáceres en las orillas del río Gualcarque (Global Witness).



La dirigente indígena hondureña Berta Cáceres fue asesinada este jueves a tiros en su casa, en la ciudad de La Esperanza, departamento occidental de Intibucá. Al parecer, dos hombres armados entraron por la fuerza en la vivienda para asesinar a Cáceres, miembro de la etnia lenca y madre de cuatro hijos.
Cáceres fue una de las fundadoras en 1993 del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), desde el que lideró manifestaciones en defensa del medio ambiente oponiéndose a la construcción de proyectos hidroeléctricos en la zona occidental del país por considerar que atentaban contra los recursos naturales. Por su lucha en defensa de dichos recursos en el occidente de Honduras en 2015, Cáceres, que había denunciado en varias ocasiones amenazas de muerte contra ella y familiares suyos, recibió el Premio Medioambiental Goldman, el máximo reconocimiento mundial para activistas medioambientales.
Pese a que la policía ha declarado que Cáceres murió durante un intento de robo -en un país en el que la violencia criminal deja 13 muertos diarios-, "todos sabemos que fue por su lucha", ha denunciado su madre, según recoge la agencia AFP. A lo largo de su vida, la líder indígena había recibido todo tipo de amenazas. Honduras, junto a Perú y Brasil, es el país más peligroso del mundo para los defensores del medio ambiente, según un informe de Global Witness, ONG con sede en Londres.
Cáceres logró su mayor victoria cuando organizó al pueblo lenca, la mayor etnia indígena de Honduras, para luchar contra un proyecto hidroeléctrico del Banco Mundial en el noroeste de Honduras, concretamente en el Río Gualcarque, sagrado para las comunidades indígenas y vital para su supervivencia. La campaña emprendida por Cáceres consiguió que el constructor más grande de represas a nivel global, la compañía de propiedad estatal china Sinohydro, retirara su participación en el proyecto de Agua Zarca. La Corporación Financiera Internacional, institución del Banco Mundial que invierte en el sector privado, también abandonó la iniciativa.
Uno de sus hermanos, Gustavo Cáceres, pidió este jueves al presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, que el caso no pase a ser un número más en las estadísticas de la violencia en el país, y que su asesinato sea esclarecido y se castigue a sus autores. Recordó a los periodistas que su hermana tenía medidas cautelares y aún así ha sido asesinada. Añadió que Berta Cáceres "siempre dio la cara" y "nunca utilizó un arma" para protestar, porque "su arma era su voz" para denunciar violaciones a los derechos humanos y la destrucción de los recursos naturales.

Ecologista bueno, ecologista muerto

Los informes anuales de Global Witness documentan lo que las organizaciones sociales de toda América Latina llevan años denunciando: la absoluta impunidad de los autores de estos crímenes. De las 116 muertes documentadas en un año, casi tres cuartas partes se registraron en América Latina: 29 activistas fueron asesinados en Brasil y 25 en Colombia. Además, el 40% de las personas ejecutadas eran indígenas y defendían sus territorios de “los proyectos hidroeléctricos, la minería y el agronegocio”. Lo peor es que la tendencia refleja un aumento de la violencia, y que, como asegura Global Witness, las “restricciones informativas” hacen pensar que la cifra real es mucho mayor.
Esas muertes son solo la sangrienta punta de un iceberg, el de la represión, que comienza con amenazas de muerte, hostigamiento, agresiones a personas o sedes comunitarias y judicialización de las resistencias. Lo puede acreditar la comunidad Qom de Formosa, al norte de Argentina, que ha pagado con varias muertes su resistencia a la entrada de la soja en su territorio. Los cadáveres aparecieron al borde de la carretera; la justicia los retrató como suicidios o accidentes de tráfico. “Las fuerzas públicas emplean la represión, nos miran como enemigos en lugar de protegernos, y no hay voluntad política de investigar (los abusos)”, afirma el 'qarashé' -líder político- Félix Díaz.

El Confidencial.

lunes, 8 de febrero de 2016

En el aborto la persona que es vulnerada física y moralmente es la mujer


Carta a Claudio Magris
 

Traer un niño al mundo tiene sentido sólo si el niño es deseado consciente y libremente por sus padres. Si no, se trata simplemente de comportamiento animal y criminal. Un ser humano se convierte en humano no sólo por la convergencia causal de ciertas condiciones biológicas, sino a través del acto de voluntad y amor de otras personas. Si este no es el caso, la humanidad se vuelve —lo cual ya ocurre— no más que una madriguera de conejos. Una madriguera no libre sino constreñida a las condiciones de artificialidad en las que existe, con luz artificial y alimentos químicos.

Sólo aquellas personas que están 100% convencidas de poseer la capacidad moral y física no sólo de mantener a un hijo sino de acogerlo y amarlo, tienen derecho a procrear. Si no es el caso, deben primeramente hacer todo lo posible para no concebir y si conciben, el aborto no representa sólo una triste necesidad sino una decisión altamente moral que debe ser tomada con completa libertad de conciencia. No entiendo cómo puedes asociar la idea del aborto con el concepto de hedonismo o de la buena vida. El aborto es un hecho espeluznante.

En el aborto la persona que es vulnerada física y moralmente es la mujer. También para cualquier hombre con conciencia cada aborto es dilema moral que deja una marca, pero ciertamente aquí el destino de una mujer se encuentra en una situación desproporcionada de desigualdad con el hombre, que cada hombre debería morderse la lengua tres veces antes de hablar de estas cosas. Justo en el momento en que intentamos hacer menos bárbara una situación en la cual la mujer está verdaderamente aterrada, un intelectual usa su autoridad para que esa mujer permanezca en este infierno. Déjame decirte que eres verdaderamente responsable, por decir lo mínimo. Yo no me burlaría tanto de las “medidas de higiene profiláctica”, ciertamente nunca te has sometido a rasgarte el vientre. Pero me encantaría ver tu cara si te forzaran a una operación en la mugre y sin los recursos que hay en los hospitales.
Lamento que tal divergencia de opiniones en estas cuestiones éticas básicas haya interrumpido nuestra amistad.

Italo Calvino, 1975

Italo Calvino


(Santiago de las Vegas, Cuba, 1923-Siena, Italia, 1985)  

De Correspondencia (1940-1985), Ed. Siruela, 2010.
Traducido por:Carlos Gumpert.

Del blog elmundoimcompleto.blogspot.com.es

sábado, 30 de enero de 2016

Mujeres libres e independientes










Jaime Moore, por el quinto cumpleaños de su hija, la retrató haciendo homenaje a las mujeres libres e independientes, a lo largo de la historia.

http://luzpolardelartico.blogspot.com.es



viernes, 29 de enero de 2016

El tratamiento periodístico de los asesinatos machistas genera nuevos autores

Getty Images



“Hay elementos en el tratamiento periodístico que pueden estar ayudando al asesino a considerar que el objetivo cumplido por un homicida anterior coincide con el suyo”. Esta es una de las conclusiones de la tesis doctoral elaborada por una abogada y secretaria judicial de Barcelona tras estudiar 30 casos de asesinatos machistas habidos en Cataluña.
Cuando de violencia de género se trata, el asesino no tiene intención de hacer daño a la mujer. Tiene intención de matarla. Ese es otro elemento contrastado en los 30 asesinatos de mujeres en Cataluña entre 2006 y 2011 que ha estudiado Isabel Marzabal para elaborar su tesis doctoral. No hay un común denominador entre los asesinos, ni en la preparación de la muerte de su pareja, ni en el método empleado.
El estudio de los 30 asesinos, condenados en sentencia firme, revela que, en ninguno de los casos, hay un trastorno mental severo y solo en un 15% de los autores se diagnosticó con posterioridad al crimen un trastorno de la personalidad. El 57,1% tenía estudios primarios, el 38,1% estudios secundarios y el 4,8 % universitarios, así que la educación tampoco es un elemento esencial para dibujar un perfil estándar de un asesino de género. Es un hombre que vive con la obsesión de la mujer en la mente. De hecho, tiene poco aprecio a su vida, la mayoría se entrega y alrededor de un 30% se suicida.
Isabel Marzábal es licenciada en Derecho y ha trabajado durante años como secretaria judicial en Barcelona. Vio pasar casos de maltratos, homicidios y asesinatos por su juzgado, ha trabajado también en juzgados de vigilancia penitenciaria, y decidió hacer una investigación que no se había hecho antes. Pudo estudiar las sentencias y los perfiles de los asesinos, además de su situación penitenciaria,  pero no pudo entrevistarse con ninguno de ellos.
Estudió también las informaciones que ofrecieron los medios de comunicación sobre esos 30 casos y analizó todas las noticias de agresiones o muertes de mujeres que se divulgaron con anterioridad a cada uno de los casos analizados. La conclusión a la que llega Marzabal es que sí se aprecia una imitación y un refuerzo de la idea de matar que ronda en la mente del asesino.
En su opinión, “hay elementos en el tratamiento periodístico que pueden estar ayudando al asesino a considerar que el objetivo cumplido por un homicida anterior coincide con el suyo y, al mismo tiempo, pueden estar provocando que otros individuos realicen la misma conducta en cuanto tienen conocimiento que alguien la ha puesto en práctica”.
Marzabal descubre que, en el 92,1% de las informaciones sobre asesinatos de género, nunca se cita las condenas que sufren los agresores. Y ese es un dato que debería considerarse. “Por regla general, las informaciones abundan en datos de la víctima, incluso divulgan una foto suya, casi nunca del asesino. A veces se recrean en aspectos morbosos del crimen, aspectos todos ellos que terminan infundiendo miedo en las mujeres. Y, nunca o casi nunca se citan las consecuencias”, señala.
La autora recomienda ofrecer el teléfono de asistencia a maltratadas en este tipo de informaciones y anima a que se divulguen las sentencias y se informe más del asesino. Cómo progresa la idea de matar a la pareja en la mente del asesino en un asunto por estudiar, que haría necesario algo así como un estudio forense de los casos.
“Habría que remontarse muy atrás, estudiar la conducta del asesino con mucha anterioridad, a veces se pueden tener algunas señales en las visitas que hace la pareja al médico”, apunta Antonio Andrés Pueyo, criminólogo, psicólogo forense y director de la tesis. Pueyo asegura que las estadísticas de Sanidad son más fiables que las de Interior a la hora de calibrar los casos de maltrato de mujeres, e incluso los de asesinatos.


Blog el ventano.es