Rokovoko. Una isla muy lejana hacia el oeste y el sur. No está marcada en ningún mapa: los sitios de verdad no lo están nunca. Hernan Melville. Pintura Eric Zener.

lunes, 21 de marzo de 2016

La Policía turca sigue divulgando fotos de cuerpos desnudos de mujeres kurdas muertas








Tras la masacre de Cizre, en la que murieron 150 personas atrapadas en tres sótanos durante la operación militar desencadenada el pasado 7 de febrero, varios agentes de la Policía turca volvieron a fotografiar y difundir imágenes de mujeres kurdas muertas tras haber desnudado sus cadáveres.
Así lo denunciaron, después de conocerse la gravedad de ese operativo del Ejército en el que no hubo ni heridos ni apresamientos, el Partido Democrático de los Pueblos (HDP) –cinco millones de votos y 60 diputados- y la Asociación de Abogados de Diyarbakir, principal ciudad kurda de Turquía, con cerca de un millón de habitantes.
Figen Yuksekdag, copresidenta del HDP, mostró dos fotografías con sendos cuerpos tendidos en la misma acera y denunció que estas “vergonzosas fotografías” no desnudan el cuerpo de una mujer sino “la concepción de la guerra” del Gobierno de Erdogán, que muestra así su falta de humanidad.
No es la primera vez que soldados o policías turcos se hacen fotografías con cuerpos de mujeres militantes o simpatizantes del PKK exhibiéndolos como trofeos de guerra. Según las dirigentes del HDP y los propios familiares, se trata de una táctica para mancillar el honor no solo de estas mujeres sino de todo el movimiento kurdo frente a una sociedad musulmana como la turca.
El PKK, que lleva luchando desde 1984 contra el Gobierno de Ankara para defender los derechos culturales y políticos de los casi 20 millones de kurdos que viven en Turquía, se distingue por tener en sus filas un porcentaje muy elevado de mujeres. Lo mismo ocurre con otras organizaciones kurdas, como el propio HDP o el Partido de la Unidad Democrática (PYD) de Siria, que tienen como norma la paridad entre hombres y mujeres en todos los cargos de dirección, así como reservar al menos el 40 por ciento de los cargos institucionales a la mujer, algo totalmente revolucionario en Oriente Medio.







elventano de:
cuartopoder.es/terramedia
Manuel Martorell

No hay comentarios:

Publicar un comentario